Simplemente botox by Dr. Alberto Marina

botox

26 feb Simplemente botox by Dr. Alberto Marina

El tratamiento con botox para rejuvenecimiento facial está ampliamente extendido debido a sus buenos resultados y a su seguridad. Sin duda es un tratamiento que cada vez está más instaurado con el paso de los años.

Los buenos resultados son evidentes pues cada vez hay más pacientes adeptos al botox. Incluso en el tratamiento del tercio superior de la cara (frente, entrecejo y ambas patas de gallo), los resultados de la cirugía no han superado a los obtenidos con la aplicación de toxina botulínica.

Hoy también podemos “sacar pecho” respecto a la seguridad del producto. Las infiltraciones de botox comenzaron a utilizarse en 1977 en oftalmología para el tratamiento del estrabismo. Posteriormente vendrían más indicaciones y fue en el año 1987 cuando empezó a utilizarse con fines estéticos para rejuvenecer la cara. Todavía hoy siguen apareciendo nuevos estudios y nuevas aplicaciones, como es el tratamiento de algunos tipos de migraña.

Sin embargo, en el pasado el botox ha tenido detractores, “mala prensa”, comentarios negativos, quizá injustificados. Todos tenemos en mente la cara de algunos personajes públicos, conocidos, con rostros exageradas tras someterse a diversos tratamientos medicoestéticos. Como el tratamiento más popular es el botox, en muchas ocasiones se ha “llevado la culpa”, aunque probablemente no sea el causante de ello.

Esto hace que todavía hay una minoría de pacientes que cuando aconsejamos el tratamiento con botox para rejuvenecer la cara, sean un poco reacios a someterse a dicho procedimiento. No obstante, cuando lo prueban, sus efectos suelen superar sus expectativas y repiten. Es evidente que es un tratamiento inocuo, con el que te ves mejor y que cuando desaparece su efecto, quieres volver a aplicarlo, pues sabes que con él mejora el aspecto de la cara.

Resultados naturales

Hoy día los resultados que pueden obtenerse con la infiltración de botox para relajar las arrugas de expresión del tercio superior de la cara son muy naturales, y la prueba de ello es que cada vez cuenta con más seguidores, tanto entre los hombres como entre las mujeres.

Al tratarse de un procedimiento temporal, cuando desaparece su efecto, los pacientes quieren repetir el tratamiento, pues se ven mejor y con la mirada más descansada. Además, después de casi 40 años de uso, podemos asegurar que no hay efectos secundarios a medio-largo plazo, sin duda una de las inquietudes de algunas personas.

La tendencia actual está en la prevención

Hoy, sin duda, cada vez se hace más hincapié en la prevención. Los pacientes entienden que cuando las arrugas ya se han formado, cuando ya ha aparecido la “marca” en la piel, eso ya no desaparecerá. El tratamiento con botox las atenuará, pero ya nunca podrán ser “borradas”.

Por este motivo, los pacientes se someten a la aplicación de botox en edades más tempranas, pues es entonces cuando el resultado será más satisfactorio. Por el contrario, si el punto de partida es una cara más deteriorada, evidentemente los efectos no serán los mismos.

Sin duda, me gustaría trasmitir que el tratamiento con botox para rejuvenecer el rostro es un procedimiento seguro, con el que se obtienen resultados muy naturales y que es muy importante concienciarse de que la prevención retrasará el envejecimiento de la piel de nuestra cara.

Si deseas más información al respecto o sobre cualquiera de los tratamientos que realiza el Dr. Alberto Marina, miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética, para rejuvenecer el rostro, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en la web www.albertomarina.es, en nuestra consulta situada en el Hospital 9 de Octubre de Valencia o en los teléfonos 96 389 05 90 o 692 633 629.

No Comments

Post A Comment

13 + 9 =